En Los Picos seguimos destilando en el Valle de Liébana como lo hemos hecho siempre,
generación tras generación, en nuestras viejas alquitaras de cobre con paciencia y cariño

Prueba nuestros orujos